Sitios de unión musulmanes totalmente libre

Pánico en Washington

2015.10.05 22:37 qryq Pánico en Washington

No es del todo sorprendente excepto por lo rápido que está sucediendo. En el espacio de poco más de una década, desde la funesta decisión de la Administración Bush de invadir y ocupar Afganistan, luego Iraq en marzo de 2003, los Estados Unidos a conseguido perder influencia y aliados estratégicos a lo largo de todo el Medio Oriente. No solo los iraníes chiítas, quienes el Presidente Obama cree están en deuda con Washington, sino que también por primera vez Arabia Saudita y los estados del Golfo Árabe y Egipto están buscando nuevos aliados o socios para la cooperación, y estos están en Oriente, ya no en Occidente.
El 11 de Septiembre de 1990, en un discurso a la Sesión Conjunta del Congreso el entonces presidente George Herbert Walker Bush habló triunfante de los Estados Unidos como la superpotencia única, creando lo que denominó el Nuevo Orden Mundial. La Unión Soviética se había apenas disuelto en un caos. Bajo la presidencia de Bush y más tarde de Clinton, hasta el presente, la política de Washington ha sido ir más allá y devaluar, destruir, deconstruir y desmembrar a la Federación Rusa, así como lo hicieron con la Libia de Gaddafi luego de la guerra de 2011 de Hillary Clinton allí.
Durante la década de los 90 el Presidente Bill Clinton apoyó la introducción de la “terapia de shock” económica financiada por EU, con fuerte apoyo de su amigo empresario financiero mil millonario, George Soros, y su Fundación para una Sociedad Abierta. El mismo Soros trajo a chicos de Harvard como Jeffrey Sachs a Rusia luego de que habían devastado Polonia, Ucrania y otros estados anteriormente comunistas en el este de Europa. El corrupto régimen Yeltsin, ocupado bebiendo vodka y llenando sus bolsillos con dólares, no le importaron sus compatriotas rusos.
Ciertamente los tiempos han cambiado para Washington desde aquellos días después de 1990. Hoy la Superpotencia Única, la Potencia Hegemónica Incuestionable, es desafiada como nunca antes, inmersa en su peor depresión económica desde los años 1930’. El gobierno tiene una deuda federal de más del 103% del PIB. El desempleo real, no la falsa definición del Departamento de Trabajo, está hoy por encima del 22%. La Reserva Federal tiene ocho años en la peor crisis financiera en la historia, incapaz de elevar las tasas de interés por encima del cero por ciento.
Y ahora, el punto estratégico para la proyección global del poder de EEUU desde 1945, el control de los flujos de la energía en el Medio Oriente se está desvaneciendo como algodón de azúcar en el viento.
El Pánico de Washington
La prueba más significativa de su pérdida de influencia en el Medio Oriente es la reacción de la Administración Obama a las recientes actividades de Rusia para poner fin a la horrible guerra de Washington en Siria, la verdadera causa de la crisis de refugiados que en el presente está creando tensiones sociales a lo largo de Europa.
El 12 de Septiembre Barack Obama se pronunció en contra de las recientes actividades rusas en Siria. Obama rechazó los llamados de Rusia a incrementar la cooperación militar contra el ISIS, declarando que la estrategia rusa de respaldar al Gobierno sirio contra el ISIS está “condenada al fracaso”. Refiriéndose al hecho de que la ayuda rusa estaba yendo directamente al gobierno sirio de Bashar al-Assad, quien Washington demanda su renuncie, Obama atacó la recientemente reportada ayuda rusa: “La estrategia que están siguiendo en este momento de doblar la apuesta por Assad es un error“. Doblar la apuesta es un termino del BlackJack que claramente significa arriesgarse aún más cuando se está ya en una situación peligrosa.
La lógica de la posición de Washington de demandar que Assad se vaya es absurda. Como lo ha declarado repetidamente el Ministro de Relaciones Exteriores Ruso Sergey Lavrov, Rusia, que a sido un aliado de Siria por décadas, continuará suministrando asistencia militar al gobierno legítimo de Assad en su batalla para derrotar a los terroristas islámicos: <>.
¿Por qué el pánico?
Lo que tiene aterrorizado a Washington no es la posibilidad de que Rusia empeore la situación en Siria. Luego de más de un año de destructivo bombardeo por parte de los aviones de EEUU y la OTAN que crearon la presente crisis de refugiados sirios hacia la UE, difícilmente la situación podría ponerse peor si las acciones de Rusia logran aislar al ISIS. Lo que asusta a los halcones de la guerra en Washington es la posibilidad de que la estrategia rusa pueda lograr poner fin al reino de terror del ISIS.
Rusia esta llamando a formar una coalición internacional, invitando a los EEUU a unirse junto a los estados de la región y con la Organización del Tratado de Seguridad Colectiva (OTSC). En una reunión el 15 de septiembre de 2015 en Dushanbe, Tayikistán, los jefes de los estados miembros de la OTSC denunciaron el terrorismo en Irak y Siria, en particular del Estado Islámico. Declararon que están dispuestos a desplegar fuerzas en Siria bajo los auspicios de las Naciones Unidas al igual que la OTAN. Este es un nuevo desarrollo que no fue apreciado por Washington, adelantándose en el juego. Los Estados de la OTSC discutieron su estrategia de crear una coalición global contra el ISIS durante la Asamblea General de la ONU a finales de septiembre. La OTSC incluye a Rusia, Bielorrusia, Armenia, Kazajstán, Kyrghzstan y Tayikistán. Rusia también ocupará la presidencia del Consejo de Seguridad de la ONU este mes.
Según el reportaje de Thierry Meyssan, editor francés de Voltaire.net con sede en Damasco, el último apoyo de Rusia a la guerra del régimen de Assad contra los terroristas incluye la creación de una Comisión Militar Conjunta Sirio-Rusa, la transmisión de inteligencia de satélite rusa, la llegada de numerosos expertos rusos, y la entrega de armas sofisticadas. También incluye la significativa modernización y ampliación del Puerto Sirio, Latakia .
Un informe reciente del alemán Der Spiegel afirma además que las recientes entregas rusas incluyen el avanzado transporte de tropas blindado ruso, BTR-82A. El BTR-82A se encuentra actualmente en uso por los ejércitos de Rusia y Kazajstán. Sus características son impresionantes. Puede realizar operaciones de combate las 24 horas del día. Su armamento principal es un cañón automático de 30 mm de doble alimentación que puede disparar proyectiles trazadores antiblindaje, municiones incendiario-fragmentarias y trazadoras de alto poder explosivo. Además tiene una ametralladora coaxial de 7,62 mm, tres lanzadores de granadas de humo para avance de 81mm en cada lado. La estación del artillero tiene un sistema de control de disparo día/noche. El comandante tiene mapas topográficos y comunicaciones avanzadas. Una cámara de vigilancia con telémetro láser que permite al comandante detectar blancos enemigos en un rango de 3 km. Ah, y el vehículo tiene uno de los más robustos motores turbo diesel KAMAZ 740.14-300 Rusos con 300hp y una velocidad máxima de 100 km/hora, incluso en terrenos irregulares y, además, es totalmente anfibio con propulsión a chorro.
El respetado bloguero, Saker, citando fuentes rusas, cree que Rusia también está enviando al Ejército Sirio en el campo de batalla sistemas que podrían ayudarlos en gran medida, incluyendo los radares de contra-batería (radares que indican desde donde está disparando la artillería del enemigo) y sistemas de guerra electrónica. Saker señala que desde el punto de vista de la estrategia militar, el verdadero cambio de juego potencial que Rusia ha introducido en los días recientes ha sido la selección del puerto de Latakia. Él señala, <>.
Y concluye: <>.
Lo que está pasando también es que, como sugerí en un artículo anterior la diplomacia rusa le está dando a Arabia Saudita y a los miembros árabes de la OPEP una alternativa a su fallida estrategia de guerra de financiar a todo y cada uno de los terroristas jihadistas anti-Assad. El nuevo monarca Saudí y sus asesores parecen haber entendido que el apoyo de los halcones neoconservadores al ISIS y al frente Al-Nusra de Al Qaeda y los Hermanos Musulmanes en el Medio Oriente próximo apuntan a derrocar a las monarquías de Arabia Saudita y otras del Golfo. A través de la intermediación o mediación de un fin informal de la reciente guerra entre sunitas y chiítas que Washington promovió, Rusia ha eliminado un importante intermediario que ha mantenido el desarrollo de estas guerras.
Eso deja sola a la Turquía de Erdogan como el patrón principal del ISIS. Esta es una situación cualitativamente nueva, ya que la guerra comenzó hace unos 4 años, y un momento ideal para el mayor apoyo combinado de Rusia al Ejército Nacional de Siria y al gobierno legítimo de Assad y hacer una nueva gran ofensiva diplomática internacional para poner fin a los combates.
Esto es lo que tal vez inquieta más a los planificadores de la guerra en Washington. Entienden que están a punto de perder o muy probable ya han perdido cualquier atisbo restante de poder o influencia sobre los países de todo el Medio Oriente, incluyendo Irán, la pieza central de la política de Obama en Medio Oriente en la actualidad. El 21 de septiembre el viceministro de Relaciones Exteriores de Irán para Asuntos Árabes y Africanos, Hossein Amir Abdollahian estuvo en Moscú discutiendo sobre el Medio Oriente y Siria. Irán ha estado trabajando muy de cerca con Rusia en las últimas semanas para construir una estrategia para acabar con la amenaza del ISIS en Siria.
¿E Israel?
Por supuesto, un factor importante que alimenta la desestabilización de los gobiernos Islámicos del Medio Oriente ha sido el gobierno de Netanyahu en Israel. Aquí Putin ha vuelto a demostrar una hábil presencia, ya que Netanyahu ha distanciado a Israel de Washington por Irán y otros temas.
Según el sitio de noticias, DEBKA.file, que se dice es un canal del ejército israelí y el Mossad, a finales de agosto Putin le propuso a Israel que Moscú asumiera la responsabilidad de custodiar los yacimientos de gas israelíes en el Mediterráneo, junto con la oferta de una inversión rusa de $ 7-10 billones para el desarrollo de Leviatán, el mayor pozo, y la construcción de un oleoducto a Turquía para la exportación de gas a Europa. <>, señaló.
El reportero afirma que la oferta fue < Añaden, <>
Si el reportaje de DEBKA.file es correcto, la última estrategia de paz en Medio Oriente de Rusia de diplomacia a través de la fuerza se trata simplemente de una derrota devastadora para la estrategia de Washington de guerra en todas partes.
Si Rusia es capaz ahora de forjar una verdadera y honesta coalición de naciones para aislar y destruir al monstruo Frankenstein creado por Washington llamado ISIS o EI, y permite a los sirios resolver sus problemas con el presidente debidamente electo, Bashar al-Assad, en elecciones libres sin las ONG de George Soros financiadas por Estados Unidos o la Fundación Nacional para la Democracia, el mundo va a dar un gran paso para alejarse de la guerra.
submitted by qryq to podemos [link] [comments]